Cloud computing en el sector financiero

Financial core banking service in the cloud

Cloud computing en el sector financiero

Cloud computing.

Reflexiones sobre el uso de la tecnología de Cloud Computing en el sector financiero.

 

La tecnología utilizada para el procesamiento de información es uno de los activos más importantes de la banca. Al no tratar con la producción de bienes tangibles, sino más bien apuntes contables, prácticamente todos los procesos y servicios bancarios descansan sobre sistemas informáticos.

La banca ha tenido que incorporar nuevos y distintos sistemas provenientes de las fusiones por las que ha atravesado el sector, siendo necesario establecer puentes que les permitan la interconexión con el resto de sistemas.

Pero el lastre de la infraestructura existente, no permite adaptaciones ágiles a costes razonables, llegando a un punto de inflexión, en el que empieza a ser necesario rediseñar por completo la plataforma tecnológica.

El sector financiero está sometido a cada vez más supervisión y regulación que le impide obtener esta agilidad a la hora de contratar los servicios y/o infraestructura tecnológica necesaria para innovar en el mundo digital en las mismas condiciones que sus competidores.

El supervisor obliga a justificar constantemente cómo garantiza la seguridad de la información y cómo se mantiene el control interno sobre los procesos que se envían al cloud público, independientemente del tipo de infraestructura y servicio del que se trate.

En el caso concreto de la adopción del cloud esto es aún más evidente, ya que apenas existe regulación, y toda la normativa en sentido amplio procede del ámbito de la supervisión. La preocupación fundamental está relacionada con la externalización de servicios, en concreto que la institución retenga la capacidad de control sobre los servicios críticos para su actividad, independientemente de que sea un tercero quien gestione dichos servicios.

El hecho de que la carga normativa sobre la adopción del cloud proceda del ámbito de la supervisión y no de la regulación tiene importantes implicaciones: por definición, la supervisión está menos armonizada internacionalmente que la regulación, se va definiendo en el proceso (pertenece al diálogo bilateral entre supervisor y supervisado), responde a los problemas de manera reactiva y caso por caso y, en definitiva, es menos coherente con un terreno de juego equilibrado entre los diversos bancos (y no bancos) que ofrecen servicios similares.

Procesos que son un éxito en la nube para las compañías financieras

 

Pagos con tarjeta o a través de dispositivos móviles

La mayoría de bancos a la hora de permitir transacciones de crédito y débito o para retirar dinero de los cajeros automáticos dotan al consumidor de tarjetas asociadas a dos grandes compañías: MasterCard y Visa. Acuerdos cooperativos para llevar a cabo los pagos online o a través de dispositivos móviles. Ahora operan en la nube con la misma calidad y seguridad que han mantenido durante décadas de trabajo.

Marketing y relaciones con los clientes

Muchos bancos no trabajan de forma adecuada sus campañas de marketing. No tienen el suficiente conocimiento para desarrollar un análisis detallado de cada nicho y de las necesidades que requieren.

Pero hay otras compañías financieras que han dado un paso adelante gracias a servicios en la nube como OMI que les permiten establecer mejor las necesidades de cada mercado para poder lanzar un producto que les satisfaga completamente. Otras aplicaciones como Salesforce ayudan a las empresas a conectar con sus clientes de una manera totalmente nueva a través de sus ventas, servicios, marketing, comunidades y aplicaciones de análisis.

 Core bancario

Los grandes bancos utilizan este sistema de forma centralizada para apoyar sus operaciones con los clientes, pudiendo realizar operaciones en cualquier parte del mundo y actualizando los datos en tiempo real.

Pero para los bancos pequeños es muy complicado de mantener por lo que la mejor solución es utilizar un servicio de confianza en la nube que tenga el espacio suficiente y de soporte a esas operaciones, especialmente las desarrolladas en banca electrónica. Destacan en esta aplicación proveedores como Fiserv and Jack Henry & Associates.

Recursos Humanos

Los departamentos de Recursos Humanos están empezando a quedarse estancados en sus métodos tradicionales por lo que las empresas financieras ven con buenos ojos el uso de software especializado con el que tener un mejor rendimiento en los procesos que se llevan a cabo en el departamento.

Además, estos servicios en la nube ayudan a una mejor gestión del talento gracias a la cual se puede contratar empleados más eficaces que aporten valor a la compañía. Los sistemas más populares a día de hoy son Oracle HCM y SAP/SuccessFactors.

Gestión de la información

Un proceso que ya ocurre en otros sectores además del financiero donde las compañías se preocupan por el constante crecimiento de los datos e información que tienen las organizaciones. Los recursos necesarios para gestionar el proceso pueden suponer un coste elevado a nivel de espacio y monetario.

Con los procesos en la nube se evita este problema teniendo una mejor accesibilidad y evitando tener que actualizar constantemente los sistemas con el consiguiente sobrecoste económico. Destaca First National Technology Solutions como uno de los mejores suministradores de este servicio.

El sector de los servicios financieros de hoy en día es más complejo que nunca, ya que se plantean numerosas cuestiones que repercuten en el mercado, entre otras, expectativas más exigentes de los clientes, uso de big data, el cambiante ámbito de la conformidad, las amenazas a la seguridad de la información y las dificultades tecnológicas.

Capacidades de almacenamiento

Aunque el almacenamiento es un requisito empresarial básico, se trata de uno de los más difíciles de planificar por el rápido crecimiento de los datos y los cambios que se experimentan en los reglamentos que rigen la retención. Si dispone de almacenamiento local, corre el riesgo de no tener suficiente capacidad o de mantener una capacidad lenta y cara. El mercado de hoy en día exige que las capacidades de almacenamiento no solo sean escalables, sino también seguras, duraderas y conformes.